Mierda de malware de regalo en tu portátil nuevo: SuperFish de Lenovo

portatil nuevo con malware ya preinstaladoMuchas veces me tropiezo con portátiles nuevos que dan la sensación de haber estado navegando por sitios chungos, o instalando cosas gratuitas dándole rápidamente a siguiente, sin leer las “ofertas” de programas extras. El infierno de programas pre-instalados como antivirus de prueba que dan penica; barras de navegación que “ayudan” solamente a tratar de engrosar los bolsillos del fabricante al llevarse algún tipo de comisión por comprar la mierda que te ofrece con sus anuncios o redirecciones; auténticas plagas de jueguecitos flash la mayoría incompletos o de prueba durante unos pocos días, con la única posibilidad de deshacernos de ellos, tratando de desinstalarlos uno a uno con el consiguiente aumento de malestar general, y aumento progresivo del hinchazón de la vena en la cabeza.

Hay varias soluciones para este molestro problema con nuestro portátil nuevo:

1. Tener cuidado con los datos que damos cuando acabemos de instalar el sistema operativo al encender por primera vez el equipo. NO HACE FALTA VINCULAR EL WINDOWS 8.1 A TU CUENTA DE E-MAIL. Hay que mirar con cuidado la otra opción y poner el nombre al equipo como normalmente hacíamos en anteriores versiones de Windows.

2. BAJO NINGÚN CONCEPTO CONECTARSE A INTERNET ANTES DE DESINSTALAR LA BASURA.

3. Desinstalar la gran cantidad de pura mierda que insertan en el sistema operativo como Windows (que encima hemos tenido que pagar sí o sí) las grandes marcas como Toshiba, HP, Asus o Lenovo. Esta última, con su denominado “Super Fish“. Certificado que incluyen en el sistema que hemos comprado, para ayudar a instalar todo tipo de malware del bueno, o sea, del que les da dinero a ellos y no a otros menos listos.

Para ellos hay que armarse de paciencia. MUCHA PACIENCIA. Irnos tranquilamente al panel de control, desinstalar programas, e ir viendo uno a uno que es aquello y para que nos va a servir realmente. Ante la duda, pues desde otro ordenador o incluso el móvil, insertamos el nombre del programita y aclararemos quien es quien en algún foro u otro tipo de webs.

Os recomiendo quitar todo rastro de antivirus preinstalado, juegos, versiones de prueba del microsoft office y cualquier otra cosa que se le parezca o que no vayamos a darle un uso diario.

Una vez hayamos pasado por todo esto, reinicios incluidos, hay que tener cuidado con algún programa de la marca que nos ayude a encontrar actualizaciones de drivers. En algunos casos, a parte de buscar, encontrar e instalar estas en muchos casos muy necesarias actualizaciones de drivers, para que todo el hardware funcione al 100% sin problemas en sistemas operativos como el windows 8.1, también PUEDEN VOLVER A INTENTAR INSTALAR TODA LA MIERDA DE MALWARE QUE HEMOS QUITADO. Con lo que la cara de gilipollas que se nos puede poner será épica. Así que mejor quitar todo lo que sea automático, dejar que busque solamente cuando nosotros se lo indiquemos, y por supuesto, mirar antes con cuidado las opciones marcadas por defecto en el listado de actualizaciones, porque las sorpresitas están aseguradas.

5. Instalar ADBLOCK PLUS en el Internet Explorer, descargar FIREFOX, instalar igualmente el Adblock Plus, descargar un antivirus gratuito, y como no, descargarnos el CCLEANER y DEFRAGGLER de la web oficial de Piriform y hacer la limpieza de temporales, registro y desfragmentación del disco duro.

Llegados a este punto, no estaría mal recordar que la instalación de todos estos programas gratuitos y muy necesarios, no están exentos de tratar de instalarnos algo más como el puñetero navegador del fisgón de Google, el Chrome. Atentos para desmarcar su casilla y no darle a todo lo que nos pregunten que sí por acabar antes, porque acabaremos antes, pero con un seguro futuro dolor de cabeza.

Sólo entonces podremos hacer un uso mínimamente seguro de nuestro portátil nuevo.

Otra opción es instalar directamente otro sistema operativo de nuestro gusto, como UBUNTU, otras distribuciones LINUX (que para lo que va a hacer la mayoría, que es navegar, ver vídeos de gatitos y editar documentos, va que chuta con UBUNTU, por ejemplo), o bien, la versión de WINDOWS que nosotros queramos, y limpia, sin nada adherido de regalo, como todo el Malware que inyectan las grandes compañías.

Pero si os invade la paranoia de los problemas que pueden causar esto en el período de garantía, os podéis plantear comprar otro disco duro para esta instalación buena de un sistema operativo a la carta y quitar el que viene de fábrica. Siempre se podrá usar con una carcasa externa para almacenar cosillas hasta que pase la garantía. Eso siempre que nos encontremos con la tapita típica debajo de nuestro portátil para acceder sin problemas al disco duro, porque muchos modelos ya dejan de traerla, dificultando al máximo al simple usuario al cambio de HDD y memoria ram, llegando a estar la memoria además de escondida bajo el teclado, soldada a la placa base para evitar que se alargue la vida sustituyéndola por una de mayor tamaño o por otra que funcione en caso de avería. Un escupitajo en la cara por parte de los fabricantes al usuario, vamos…

Otra posibilidad sería hacer los discos de rescate, que pueden ser hasta 4 DVDs, y después tratar de instalar lo que queramos… aunque esta posibilidad también es un difícil galimatías con las nuevas BIOS UEFI, y el nuevo sistema de particiones GPT, las cuales no estarán limitadas en número, pero será prácticamente imposible instalar otra cosa sin tener que borrar todo el contenido del disco duro, incluyendo las particiones de rescate.
Todavía recuerdo esos portátiles HP con las tres particiones de rescate, más la del sistema para Windows 7 en discos duros de 320 GB, 500 GB o incluso 750GB, donde no se podía hacer una partición a parte, como se debe hacer siempre para la carpeta de usuario debido a la limitación de 4 particiones primarias en NTFS. Una pena como había que desaprovechar oficialmente todo ese espacio siempre que quisiésemos respetar el sistema como nos venía para conservar garantías, o por no tener conocimientos más allá de simple usuario.

Así que ya sabéis que cuando vayáis a mirar un portátil nuevo para comprarlo, mejor no dejarse llevar por ofertas relámpago y tratar de investigar todo lo que se pueda de este. Entre las cosas a tener en cuenta, como la duración de la batería, problemas conocidos de algún hardware en ese modelo, estarían la posibilidad de cambio o ampliación de disco duro a través de una compuerta de fácil acceso… Algo que dábamos por hecho hasta ahora, y que puede ser una gran putada si el equipo nos da cualquier tipo de problema pasada la garantía, o simplemente queramos ampliarlo a nuestro gusto sin estar dispuestos a desarmarlo casi completamente con destornilladores especiales y con el miedo a cargarnos algunos de las pequeñas piezas que lo cierran. Horas de sufrimiento tirando de tutoriales y maña para cosas que deberían ser fáciles.

Se alimentan de nuestra privacidad, hacen negocio con nuestros datos, nos hacen pagar por un sistema operativo como windows 8.1 lo queramos o no, y nos dificultan en extremo la capacidad de ampliación o cambio de piezas esenciales como la memoria ram o el disco duro. Así que por este tipo de artimañas, las ofertas y gamas baratas en realidad no lo son tanto si nos fijamos.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *