GTA 4 y las polémicas escenas de sexo y violencia gratuita

Estamos ante  el tipo de escenas que en su tiempo dieron mucho que hablar en las anteriores entregas de la saga GTA, llegando a ser incluso censurado en algunos paises y siendo estas escenas excusas para abanderados de  la pseudomoral estricta para satanizar el mundo de los videojuegos…

…Pero la verdad, es que cuando un juego es tan realista habría que
cuidar un poco, sólo un poco, ciertos aspectos. El poder alquilar los
servicios de una prostituta
tiene un pase, claro, pero el cargarnos
sistemáticamente a todas y cada una de ellas justo después de acabar el
polvo, y que encima te den puntos, pues me parece un poco excesivo.
Está claro que quien se sienta a los mandos de un videojuego, se pone
en la piel de un personaje virtual, el cual no tiene nada que ver con
la realidad, y nos da la oportunidad de relajarnos y ser otra persona,
vivir una especie de sueño, en el que podemos hacer casi cualquier
cosa… dar rienda suelta a nuestro lado más oscuro… pero ¿donde está
el límite?
¿Podremos sentirnos realmente bien cuando volvamos al mundo
real si en nuestro videojuego favorito, nuestro personaje puede llegar
a abusar de niños sexualmente y después despedazarlos con todo lujo de
detalle? ¿Significa eso que después de jugar diariamente a este juego,
llegará un momento en que queramos llegar a hacerlo en la realidad?…

Be Sociable, Share!


Comentarios (8)

Carlos

diciembre 5th, 2010 at 2:16    


Hola, llegue de casualidad a esta pagina, de hecho, bastante tarde, pero lo que dices es alarmante por el desconocimiento e ignorancia de tus palabras. Un politico de mi pais (Chile) dijo lo mismo que tu, pero es demasiado facil hablar cuando no se tiene la informacion necesaria para sustentar nuestras palabras. Segun este politico el juego daba “puntos” por matar policias, y tu dices lo mismo pero tener sexo, y para terminar dices “nuestro personaje puede llegar a abusar de niños sexualmente y después despedazarlos con todo lujo de detalle” ¿Sabes que en GTA IV no hay niños en ninguna parte? (Tampoco hay animales)Amigo, hay que informarse bien antes de hablar, no decir lo que uno cree o escucho, porque siempre esta la posibilidad de estar equivocado. No quiero que te molestes, ni siquiera espero que me respondas, pero como jugador de años, me molesta que se trate de atacar un sector que lleva años creciendo y en este momento dando catedra en las historias hasta la mismisima Hollywood. Saludos.

Niko

diciembre 29th, 2010 at 18:37    


Hola, estoy totalmente de acuerdo con Carlos, existe mucha gente que hala y habla de lo “malo” que son los videojuegos, pero nunca en su vida han jugado uno, no saben lo que dicen. Yo también soy de Chile, y llevo varios años jugando, haciendo de mis juegos favoritos los GTA (GTA III, Vice City, San Andreas, GTA IV)y como bien dice Carlos dentro del mundo de estos juegos no existen niños ni animales. El caso de las prostitutas, si el juego trata de ser lo mas cercano pod¡sible a la vida real, claro que ellas deben estar ahí si son parte de nuestra sociedad. El problema de todo esto que los videojuegos sólo afecttan de manera negativa a gente que tiene problemas mentales, gente “loca” que no sabe disfrtar por un rato lo que es tener todas las libertades que siempre quiciste, pero que después de eso hay que volver a la vida real a disfrutar de nuestras vidas, con nuestras familias, esposa, hijos, padres, etc. No desprestigiemos el gran trabajo que hacen las compañías para entregarnos juegos de calidad, que finalmente son diseñados para gente como nosotros (Carlos y yo) que sabemos apreciar lo que tenenmos en nuestras manos al momento de jugar.
Gracias, Saludos

Luis

febrero 14th, 2014 at 11:20    


Hola, soy gamer (antes más que ahora) y me gustaría romper una lanza en favor del autor de este blog.

No he jugado al San Andreas pero sí al GTA2, y a veces me da la impresión de que Rockstar se regodea con la violencia: una cosa es que te de libertad para que hagas lo que quieras ( al final todos los jugadores acabemos haciendo lo mismo) y otra es que en ocasiones personalicen tanto a las víctimas (como por ejemplo una misión de la zona 2 en la que tienes que convertir a un montón de gente en salchichas, y los subtítulos te muestran el sufrimiento de las víctimas cuando descubren lo que les va a pasar).

Creo que hay una línea que separa lo que debe y no debe existir en los contenidos de un videojuego, y que esa línea es muy delgada.

No obstante, puede que nos estemos enfrentando al eterno dilema entre la prohibición de lo que puede dañar al individuo o la libertad de este. Es más,

Luis

febrero 14th, 2014 at 11:31    


Termino:
ahora mismo está permitida la distribución de juegos con este grado de violencia en muchos países, la gente los consume, casi nadie deja de jugar a los juegos de la misma saga por el hecho de que en el primero hayan encontrado escenas con un alto grado de violencia. Y todo esto me lleva a preguntarme: ?por qué prohibimos? ?prohibimos para proteger a los individuos o prohibimos porque nos aterra aceptar lo mucho que puede llegar a disfrutar el ser humano con la violencia?

danieljack666

febrero 14th, 2014 at 11:49    


Totalmente de acuerdo con tu punto de vista.

danieljack666

febrero 14th, 2014 at 12:43    


La verdad es que me siento raro al recordar lo mucho que me hacía disfrutar y ahora menos pero también, el cine gore. Pero el cine gore de antes, donde todo es una exageración y un despiporre. Ahora las películas supuestamente gores, son asquerosamente detalladas en “glorioso” Full HD y hasta en 3D, con primeros planos que se recrean lentamente muchas veces en el dolor y el desgarro puro y duro. Si esto se usase para denunciar algo concreto… pero no. Se hace con películas que solamente pretenden “entretener”. Las cantidades desorbitadas que llevamos todos, y sobre todos los más jóvenes, de cadáveres y asesinatos en directo en todos los telediarios de todas las cadenas desde hace demasiados años, van desensibilizando a casi todos.
Los videojuegos aportan su tétrico e inquietante granito de arena. Distinguir la ficción de la realidad era el discurso de los que como yo criticábamos los casposos ataques que hace muchos años realizaban asociaciones de padres contra series como Dragonball, o videojuegos como Metal Gear… Ahora los juegos me están dando el mismo miedo que muchas películas hiper-realistas gore y los telediarios con verdaderas snuff-movies en horario infantil. Si una persona quiere jugar a ser un psicópata que descuartiza a sus víctimas con todo lujo de detalles, siempre que sea mayor de edad es su problema, no? Si no lo pudiesen jugar menores de ninguna de las maneras sería diferente?
En resumen, estamos ante una sociedad enferma, y el cine y los videojuegos solamente son un reflejo de esta. O quizás la industria que tanto quiere defender sus derechos con leyes como SOPA mientras la NSA sabe ya lo que cagamos, es la que en todos estos años se ha ido encargando de aportar su millones de granitos de arena, playas enteras, para alejarnos de esa cosa a la que parecen tener tanto miedo, que es la empatía por los más débiles.

Juanjo

febrero 16th, 2014 at 20:22    


El problema es, ya lo ha apuntado Dani, el hiper-realismo. No es lo mismo la violencia abstracta de los pixelacos que la mostrada por los gráficos de última generación. Nadie se quejó de la violencia en los primeros GTA hasta que llegó el ‘San Andreas’, como tampoco nadie ponía el grito en el cielo por la violencia del ‘Commando’ o el ‘Ikari Warriors’, a años luz de los actuales ‘Call of Duty’, por ejemplo. De todas formas hay que tener mucho cuidado con las prohibiciones en estas cosas, porque no se saben donde pueden terminar. Me viene a la mente la censura que recibió un gran juego de Rock Star: ‘Bully’, atacado y retirado en algunos países por su supuesta violencia. Según sus censores, fomentaba la violencia en el ámbito escolar, cuando la realidad era justo la contraria (las conductas reprobables eran castigadas), además de tratarse, para más inri, del único juego de Rock Star donde no se puede matar ni morir.

danieljack666

febrero 18th, 2014 at 14:47    


Estoy en contra de las prohibiciones. El número creciente de prohibiciones y leyes restrictivas reflejan una sociedad enferma. La solución a este problema de juegos hiperviolentos e hiperrealistas es la educación, cosa que por otra parte lleva siendo saboteada y bombardeada con toda premeditación por los dos partidos políticos mayoritarios en España. Un ejército de borregos fácilmente alienable siempre ha sido un sueño para los grandes partidos políticos de la alegremente llamada democracia.
Cada vez es más difícil salir del intrincado laberinto de intereses comerciales de grandes corporaciones. Incluso en el mundo de los videojuegos. Seguro que muchos de los que compran juegos bélicos como los famosos Battlefield y Call of duty, están en contra de la guerra y de los asesinatos de los marines en Afganistan y otros conflictos. Argumentarán que saben distinguir los juegos de la realidad, que solamente son un divertido entretenimiento… Pero lo que no saben es que cuando compran religiosamente sus títulos, parte de su dinero va a parar a la industria armamentística, a la que la desarrolladora de software debe pagar su tributo por usar referencias reales a numerosas armas de fuego que fabrican en la actualidad. Quizás si estas cuestiones no se ocultaran tanto, o la gente tuviese una mejor educación y no mirara casi siempre para otro lado, los videojuegos más vendidos no serían los más violentos. Con refrescantes excepciones como los de Nintendo, por ejemplo.

Deja tu comentario

Nombre *

Mail *

Tu web